18 consejos para el reflujo gástrico del bebé (ERGE)

La mayoría de los bebés son propensos a la regurgitación. Cuando estos desechos se vuelven más intensos, se conoce como reflujo gástrico o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

En la mayoría de los casos, no hay nada de qué preocuparse. La regurgitación generalmente ocurre inmediatamente después de una toma o biberón, cuando el contenido del estómago sube por el esófago. La razón es simple: en los recién nacidos, la unión que conecta entre sí (anillo) para evitar que los alimentos se escapen aún no está bien formada.

La presión excesiva sobre el estómago, como cuando se cambia o se acuesta, también puede causar regurgitación.

La regurgitación suele ser indolora y no previene el aumento de peso. Sin embargo, el reflujo gástrico puede ser ácido y doloroso. Algunas formas de ERGE requieren estar alerta, cuando los síntomas se acumulan hasta el punto de afectar el estado de ánimo del niño.

Enfermedad por reflujo gástrico del bebé: ¿cuáles son los síntomas?

En primer lugar, tenga en cuenta que la regurgitación se distingue del vómito, porque se activa sin esfuerzo. Simplemente se mezclan con leche y saliva.

Cuando los síntomas se acumulan, se conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico complicada (ERGE). Éstos son algunos de ellos:

  • Dolor durante las comidas
  • Irritabilidad
  • Desorden del sueño
  • Problemas respiratorios (tos, amigdalitis, complicaciones otorrinolaringológicas, asfixia, etc.)
  • Aumento de peso insuficiente

Tenga cuidado, estos diferentes síntomas no son específicos de la ERGE del bebé. También pueden ocurrir en el caso de cólico o intolerancias alimentarias, por ejemplo. De repente, el diagnóstico no siempre es fácil de hacer.

¿Cómo distinguir la regurgitación simple de la ERGE?

Si su bebé continúa llorando después de la regurgitación, probablemente sea porque siente dolor, una sensación de hormigueo. Si la leche rechazada huele a vómito, puede concluir que es probable que haya enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Al aplicar algunos consejos simples (a continuación), es probable que le brinde a su hijo algún alivio. Dicho esto, no dude en confirmar el diagnóstico con un proveedor de atención médica.

En todos los casos, es necesaria una consulta con su médico o pediatra si:

  • Su bebé llora durante mucho tiempo después de las comidas o en medio de la noche.
  • El desperdicio va acompañado de sangre
  • Su bebé se niega a alimentarse o está agitado mientras se alimenta.
  • Tu bebé está inquieto durante el sueño.
  • Notas pérdida de peso

Luego se llevarán a cabo más exámenes. También se puede considerar el uso de drogas.

¿Cómo aliviar la ERGE del bebé?

La regurgitación suele ser la más molesta entre los 3 y 5 meses. A menudo disminuyen cuando el bebé se levanta y comienza a caminar, alrededor del año de edad.

A continuación se ofrecen algunos consejos para tratar de aliviar el reflujo gástrico del bebé. No dude en enriquecer este artículo compartiendo sus sugerencias en los comentarios.

TOP 1 | Levanta la cabecera de la cama

Recuerde levantar ligeramente la cabecera de la cama, de 10 a 15 ° para evitar levantarla. Por ejemplo, puede deslizar una tela doblada debajo del colchón para darle algo de grosor. Tambien encontraras un volcador de cama aquí.

TOP 2 | Pon a tu hijo boca arriba

En caso de reflujo gástrico, es importante acostar al bebé boca arriba. Esto evitará una presión innecesaria sobre su estómago.

TOP 3 | Toma descansos durante las comidas

Ya sea que esté amamantando o alimentando con biberón, considere tomar descansos durante las comidas. Esto permitirá que el bebé evacue con calma el aire que ha ingerido.

TOP 4 | Favorecer la posición vertical

Durante la comida, instale al bebé verticalmente. Luego manténgalo durante unos minutos en la misma posición.

TOP 5 | No olvides el eructo

Para evitar el reflujo gástrico, el niño debe eructar después de una comida y posiblemente durante los descansos.

TOP 6 | No acueste a su bebé después de una comida

Para limitar el reflujo gástrico de su bebé, póngalo en una silla de cubierta oa silla alta después de la comida para que mantenga una posición lo más vertical posible.

TOP 7 | Yo prefiero portage

También puedes optar por una sesión de porteo después de la comida, que renovarás cuando el bebé se queje de dolor. Vientre con vientre, de pie, su bebé debe calmarse. Encontrarás bufandas de bebé aquí..

TOP 8 | Elija una botella adecuada

Para limitar la entrada de aire, algunas botellas están equipadas con una válvula. Otros están doblados. Aquí encontrará botellas anti-regurgitación y anti-cólicos.

TOP 9 | Elija un chupete adecuado

Si está alimentando con biberón, asegúrese de elegir una tetina con la tasa de flujo correcta. Algunos modelos también le permiten limitar el volumen de aire que se ingiere a través de una válvula. Aquí encontrará chupetes anti-regurgitación y anti-cólicos.

TOP 10 | Elija leche espesa

Algunas leches en polvo se espesan con almidón de arroz para reducir el reflujo gástrico del bebé. También puede espesarlo usted mismo agregando un poco de cereal para bebés. Sin embargo, es recomendable hablar con su médico antes de tomar medidas.

TOP 11 | No apriete los pañales

Para evitar que el pañal ejerza demasiada presión sobre el abdomen del bebé, no lo apriete demasiado.

TOP 12 | Promover la diversificación alimentaria

Mientras que los líquidos suben con facilidad, los alimentos sólidos permanecen en su lugar más fácilmente. La ERGE del bebé suele desaparecer con la diversificación de alimentos. Por tanto, avanzar en este paso es tentador. Sin embargo, antes de introducir los primeros purés, es mejor buscar el consejo de su médico.

TOP 13 | Cambiar de bebé antes de las comidas

Para evitar un manejo innecesario y potencialmente doloroso inmediatamente después de la alimentación, tómese el tiempo para cambiar a su bebé antes de alimentarlo.

TOP 14 | Limpiar la nariz del bebé

Al quemar el esófago, el reflujo gástrico produce moco que se eleva. Los niños propensos a la ERGE pueden tener congestiones nasales frecuentes. Y con un resfriado es aún peor. Por tanto, es mejor tomar la iniciativa, cuidando de lavarle la nariz al bebé cuando sea necesario, especialmente antes de las comidas y antes de acostarse.

TOP 15 | Evita el tabaco

No fume en presencia de su hijo y no le imponga una atmósfera llena de humo. Corre el riesgo de aumentar su enfermedad por reflujo gastroesofágico.

TOP 16 | Prueba la osteopatía

Recomendado para calmar los cólicos, la osteopatía también aliviaría el reflujo gástrico del bebé. Si es posible, elija un profesional que tenga experiencia con niños.

TOP 17 | Prueba la homeopatía

No exactamente científicamente probada, la homeopatía aún haría maravillas, especialmente en los niños. Recomendamos los granos de Robinia Pseudo-acacia 5ch, los de Antimonium Crudum 5ch o incluso Aethusa Cynapium 5ch. Consulte a un especialista con anticipación.

TOP 18 | Se paciente

Cúbralo con amor y atención, comparta su serenidad con él, sea paciente y cariñoso. Tu hijo lo necesita.

ComercianteAcción

El Reducto

Y ella ? ¿Su hijo ha sido propenso a la ERGE? ¿Cuáles son sus consejos para el reflujo gástrico del bebé?

Deja una respuesta