7 buenas razones para practicar la haptonomía

La Aptonomía, también llamada «toque afectivo», va en aumento. Esta técnica, que te permite ponerte en contacto con tu bebé, en el útero, resulta cada vez más atractiva para los futuros padres.

La felicidad es una de las preparaciones más populares para el parto en la actualidad. Este método le permite conectar a los padres y su bebé antes de dar a luz.

En Occidente estamos acostumbrados a separar el cuerpo de la mente. La haptonomía reúne a los dos al mismo tiempo.

¿Qué es la Haptonomía?

La haptonomía fue inventada por el médico holandés Frans Veldsmann a mediados de la década de 1920.es
siglo. Esta técnica permite que ambos padres se comuniquen con su bebé antes del parto. Se ponen en contacto con él a través del tacto y la voz.

El método permite a los padres recibir apoyo en su nuevo rol y construir una relación a tres bandas. También permite que el niño adquiera una sensación de seguridad interior. Es recomendable comenzar las sesiones al principio del embarazo.

Hacer bailar al bebé, acariciarlo, hablarle, jugar con él … el método permite a los padres domesticar y conocer a su bebé incluso antes de que venga al mundo.

El principio: aplique un poco de presión sobre el vientre de la madre para sentir y ver al bebé moverse. El feto puede sentir estos intercambios relativamente temprano. También se ha demostrado que los niños cuyos padres han practicado la haptonomía suelen ser más abiertos, cálidos y alertas.

La aptitud también puede acompañar algunas situaciones más difíciles como un embarazo gemelar, un shock durante el embarazo que te permite dar la vida en las mejores condiciones.

¿Cuál es el beneficio de la haptonomía en cada etapa del embarazo?

Antes del embarazo. Las mujeres que tienen dificultades para quedar embarazadas y que están en proceso de reproducción médicamente asistida (ART) pueden iniciar sesiones antes de quedar embarazadas. Este método les permitirá reducir sus ansiedades.

Durante el embarazo. Es recomendable iniciar la aptonomía en el cuarto o quinto mes. A menudo es durante este tiempo cuando el bebé comienza a moverse en el útero. En cualquier caso, no se recomienda iniciar el método después del séptimo mes. La felicidad necesita tiempo para adaptarse y mostrar sus efectos.

Durante el parto. La aptitud puede jugar un papel importante durante el parto. El método permite que el niño sea acompañado en lugar de ser expulsado. Relajar los músculos de la parte inferior del abdomen ayuda a que el bebé salga con suavidad y tranquilidad. También se puede aplicar un poco de presión en el estómago para guiar al bebé.

Después de dar a luz. Se pueden practicar algunos gestos de haptonomía en el niño hasta que adquiera la marcha. Objetivo: evitar un sentimiento de colapso y frustración.

¿Cuáles son las buenas razones para practicar la haptonomía?

¿Dudas en practicar la haptonomía para recibir a tu bebé? Descubra a continuación las buenas razones para empezar y comparta su experiencia en los comentarios.

1 | Ponte en contacto con tu hijo

La felicidad se practica en parejas y en sesiones individuales. Este método permite a los padres conectarse con su bebé incluso antes de que nazca. Pueden mecerlo, invitarlo a moverse de un lado a otro de su estómago o incluso jugar con él.

2 | Incluir papás embarazadas

Este método es uno de los pocos que permite que el papá se integre al embarazo. Le permite prepararse para conocer a su hijo. También debes saber que el feto es muy sensible a las voces profundas. Los movimientos suelen ir acompañados de palabras para estimular aún más al bebé. Estas sesiones permiten al papá conocer su primer contacto real con su bebé.

3 | Fortalece el vínculo entre tú y tu bebé

Aptonomy crea un vínculo fuerte entre el niño y sus padres. Hablar con él, jugar con él, preguntarle … todos estos ejercicios ayudan a crear un vínculo de complicidad, apego y confianza entre los diferentes miembros de esta nueva familia.

4 | Dale serenidad a tu hijo

La felicidad es un método suave, relajante y agradable. Este sobre de suavidad permite que el bebé adquiera serenidad ante el calvario del parto. Se siente seguro, acompañado y tranquilizado por las tranquilas voces de sus padres.

5 | Alivia las dolencias durante el parto.

Las sesiones permiten a la madre aliviar algunas de sus dolencias. Se le enseña las posturas correctas para limitar el dolor debido al embarazo. Papá también aprende a aliviar a su pareja a través de los masajes y los cuidados que puede brindar. Este método le permite mantener un cierto vínculo en la pareja.

6 | Permita que el feto tenga una buena posición

El método permite a la madre aprender técnicas que le permitirán posicionar correctamente al feto. Entonces podrá, gracias al toque, levantarlo ligeramente o por el contrario bajarlo en la parte baja de su vientre. La haptonomía es particularmente útil cuando el niño se aloja detrás de las costillas.

7 | Informe sus sesiones al Seguro Social para reembolso

Las sesiones de Aptonomía están cubiertas por la Seguridad Social hasta por ocho sesiones, como parte de la preparación para el parto. La única condición es que estén supervisados ​​por un médico o partera.

Para ir más allá con los libros:

Para encontrar un médico, vaya al sitio web del Centro Internacional de Investigación y Desarrollo de la Haptonomía.

Y ella ? ¿Fue por la haptonomía? ¿Qué piensa usted al respecto? ¿Le ayudó este método?

Deja una respuesta