¿Cómo configurar una sala Montessori?

El bebé pronto apuntará la punta de la nariz. ¿Quiere prepararle una habitación Montessori antes de que llegue? Pero realmente no sabe cómo proceder o con qué negociar.

Desordenar, proteger, organizar … Algunos conceptos básicos deben observarse para organizar una habitación en las reglas del arte. Sin embargo, también puede elegir dos o tres ideas de las que le parezcan más relevantes. Lo importante es alegrarse eligiendo las opciones que le parezcan más adecuadas a su situación.

¡Sin presión! No se convertirá en un «mal padre» si no sigue los consejos al pie de la letra.

Una habitación Montessori: ¿que es exactamente?

Fomentar la autonomía, desarrollar la autoconfianza, la conciencia, la apertura al mundo … El Método Montessori permite que los niños se desarrollen a su propio ritmo y en total libertad.

Pero quien dice libertad, dice seguridad. Si quieres poner en práctica el método del célebre pedagogo, no escatimes en este último aspecto para poder dejar que el niño se ocupe de sus propios asuntos sin miedo. Así que invierta en muebles redondeados, caché tomado, artículos seguros y esquinas de seguridad para proteger los muebles con esquinas afiladas.

El dormitorio debe presentar tonos neutros y naturales. Esto es para limitar el exceso de estimulación. Prefiera el blanco, el lino o el gris pardo a los colores primarios o los fondos sobrecargados, por ejemplo. Este método alternativo es cada vez más popular entre los padres. Quiere estar sobrio, refinado, zen y desprovisto de estímulos visuales.

La habitación Montessori de su hijo debe organizarse en espacios diferentes y distintos. La idea de convertirlo en un espacio gratificante con arreglos sencillos.

5 espacios para amueblar en una habitación Montessori

¿Se pregunta cómo configurar un dormitorio Montessori para su hijo? Descubre a continuación 5 reglas a respetar para organizarlo de la mejor manera, de acuerdo con las reglas de esta educación llamada «benevolente». No dudes en compartir tu experiencia en los comentarios.

1 | Un rincón para dormir

¡Sal de la cuna! Los belenes tradicionales no permiten que los niños se muevan libremente. La pedagogía Montessori fomenta más bien el simple colchón colocado en el suelo. Considere colocar un tapete junto a él como pasarela sobre la mesa de noche.

Su bebé podrá moverse libremente y gatear o rodar libremente. Tendrá la oportunidad de moverse de forma independiente en los elementos de su habitación que le interesen.

Es recomendable optar por un colchón grande (70 x 140) para que su hijo pueda estar libre de sus movimientos.

Ahora mismo, la locura está en la cama de la cabina. Un colchón sencillo en el suelo y un marco de madera para dar el lado capullo. ¡Totalmente en el espíritu Montessori!

2 | Un espacio de juego / despertar

Una zona de juegos está instalada en otro rincón de la habitación. El objetivo: desarrollar las habilidades motoras de su hijo.

Para permitirle ganar autonomía, ofrézcale la oportunidad de coleccionar los juguetes que le interesan por su cuenta. Para ello, es recomendable instalar muebles bajos adaptados a su tamaño para que puedan usarse solos.

Preferiblemente elija juguetes de madera. Pero tenga cuidado de no dejarse llevar demasiado para no multiplicar excesivamente los estímulos. Girar los juguetes reavivará su interés y variará los placeres.

Otros elementos clave del método Montessori: el espejo y el teléfono móvil. El espejo se coloca horizontalmente en esta área de juego. También puede instalar una alfombra, almohadas y un teléfono celular allí. Lo mejor es hacer que tu casa sea móvil.

3 | Espacio para libros

El libro es una parte importante del salón Montessori. Siguiendo el mismo principio que el área de juegos, organice un área de biblioteca para su hijo. Entonces podrá mirar, descubrir y hojear sus libros con total autonomía.

Considere la posibilidad de elegir muebles bajos o baúles para que él tenga acceso a los libros por su cuenta. Disfrutará familiarizándose con estos objetos. No dude en mostrarle el principio leyéndole un cuento la noche antes de irse a la cama desde una edad temprana.

4 | Un vestuario

La pedagogía Montessori hace que su hijo sea más independiente. Durante unos 18 meses, se divertirá eligiendo su ropa él mismo.

Proporciónale algo de su ropa, que habrás elegido de antemano en función de tus salidas y la hora del día.

La ropa se ordenará y clasificará por tipo. Imprima las etiquetas y péguelas debajo de la pila correcta. Permitirán que el niño se oriente. Elija muebles que se adapten a la altura de su hijo para que pueda acceder fácilmente a sus pertenencias.

5 | Un espacio de «arte plástico»

Una mesa y sillas del tamaño de su hijo también pueden caber en una habitación Montessori.

Deja papeles y lápices disponibles para que puedas dibujar cuando quieras. También puedes ofrecerle tarjetas con diferentes texturas y colores. En este espacio, también puede agregar una pizarra y tiza para que pueda dibujar sobre ella.

Algunos libros para ir más allá:

60 actividades Montessori para mi hijo en Marie-Hélène Place. Este libro enumera las actividades imaginadas por Maria Montessori para niños de hasta 2 años. Este libro ayuda a estimular los sentidos de los niños, fomentar las actividades motoras y desarrollar su curiosidad y sed de descubrimiento. Encontrarás el libro aquí.

100 actividades Montessori para descubrir el mundo – 3/6 años de Eve Herrmann. Crea un herbario, tarjetas de nomenclatura de fauna y flora, una tabla de estaciones, un rayo del tiempo, un rompecabezas del mundo … este libro ofrece muchas actividades que requieren manipulación. Encontrarás el libro aquí.

El hijo de Maria Montessori. Este libro sigue siendo el libro de referencia de Maria Montessori. Explique claramente los principios de una educación basada en el respeto a la personalidad del niño. Encontrarás el libro aquí.

Y ella ? ¿Ha elegido amueblar una habitación Montessori para su hijo? Qué piensa usted al respecto ?

Deja una respuesta