El Koala Verde

¿Estoy embarazada? Primeros síntomas

dudas embarazoLos primeros cambios en tu cuerpo se producen unos días después de la concepción.

Es posible que percibas alguno de los primeros síntomas del embarazo antes del primer retraso de tu menstruación, no obstante, a veces es difícil identificarlos, ya que algunos son bastante similares a los síntomas pre-menstruales.

A continuación explicamos los síntomas más comunes del embarazo, aunque cada mujer es distinta, por lo que el embarazo se manifiesta de distinta forma en cada una de nosotras.

Es probable que solamente percibas alguno de los síntomas del listado, que varían dependiendo de cada mujer.

 

 

SANGRADO DE IMPLANTACIÓN

Se trata de un sangrado leve que se produce varios días después de la fecundación, durante la implantación del embrión.

El color de la sangre puede ser rosado o marrón, siempre menor que una menstruación habitual y no debe durar más de 2 días.

Si va acompañado de otros síntomas, o si se produce sangrado en cualquier otro momento del embarazo, es necesario acudir al/a la ginecólogo/a.

 

DOLOR PÉLVICO O ABDOMINAL

Es frecuente sufrir malestar en la zona abdominal – pélvica, similar a los dolores menstruales. Esto se debe a la distensión del útero.

Si el dolor es muy intenso es recomendable acudir al Centro de Salud.

 

CAMBIOS EN EL PECHO

Es uno de los primeros síntomas que suelen notar las mujeres embarazadas. Aumento del tamaño de los pechos, acompañado del aumento de la sensibilidad. Se debe al incremento de la progesterona y los estrógenos.

No obstante, este también puede ser un síntoma pre-menstrual, por lo que a veces es difícil diferenciarlos.

A lo largo del embarazo, cambia el aspecto de los pechos, los pezones aumentan su tamaño, y se oscurecen. También aumenta el tamaño de las mamas y suelen ser más visibles las venas.

 

NAÚSEAS, VOMITOS Y MAREOS

Estos tres son algunos de los síntomas más desagradables del embarazo.

Las naúseas se pueden dar a cualquier hora del día, aunque son más frecuentes por la mañana. Uno de los trucos para combatirlas, es preparar unas galletas en tu mesilla de noche y comerlas antes de levantarte.

Los vómitos en ocasiones acompañan a las naúseas. También se pueden dar a cualquier hora del día, siendo común que a cada mujer se le presenten en una franja horaria. Suelen aparecer tras la quinta semana de gestación.

Durante el primer trimestre también pueden aparecer mareos, debido a que es normal que aparezcan bajadas de tensión. Es importante tener en cuenta que deben ser ocasionales, y consultar al/a la ginecólogo/a ante la menor duda.

Por suerte, estos tres síntomas suelen desaparecer al comenzar el segundo trimestre del embarazo.

 

CANSANCIO Y SOMNOLENCIA

somnolenciaDesde el principio del embarazo es normal sentirse más cansada y que necesites aumentar el número de horas de sueño.

Se debe al aumento de la progesterona, una hormona que va asociada con la fatiga.

Hay que tener en cuenta que no podrás continuar con tu ritmo de vida habitual, siendo preciso que descanses las horas que tu cuerpo necesite.

Por otra parte, hay que tener cuidado de que no se trate de un cansancio excesivo, ya que podría significar que padeces anemia, algo muy frecuente durante el embarazo.

Normalmente, se llevan a cabo frecuentes controles médicos durante el embarazo, entre ellos análisis, en los que se detecta la anemia.

No obstante, si tienes alguna duda, consulta un especialista, ya que es muy posible que debas tomar algún suplemento de hierro.

 

CAMBIOS EN EL OLFATO

Los cambios en el sentido del olfato, también conocidos como hiperosmia pueden aparecer en el primer trimestre de embarazo, y prolongarse durante todo el embarazo o remitir antes.

Se suele notar un aumento de la capacidad olfativa, es decir, percibes más intensamente los olores, o eres capaz de notar olores que anteriormente ni siquiera sabías que existían.

Además, también cambia la reacción a los olores, puede que alimentos que habitualmente te gustan dejen de hacerlo o al contrario.

En ocasiones, es tan fuerte la aversión a algunos olores que llega a provocar naúseas.

 

CAMBIOS EN EL GUSTO

Es normal sentir durante el primer trimestre un desagradable sabor metálico en la boca.

En ocasiones, resulta muy incómodo porque persiste durante todo el día, y solamente es posible evitarlo mientras estás comiendo.

Por suerte, suele desparecer al terminar el primer trimestre de embarazo.

Por otra parte, también es normal que aparezcan los famosos “antojos”. Se trata de sentir preferencia por algunos alimentos en algunos momentos concretos. Puede tratarse de alimentos que ya te gustaban anteriormente o de nuevos sabores.

Los antojos se deben a los cambios que se producen en el olfato y el gusto.

 

AUMENTO DE LOS MOCOS

Aunque esto no es muy frecuente, algunas mujeres sufren la llamada rinitis del embarazo durante el primer trimestre.

Se trata de un aumento de mucosas, congestión, picor nasal y estornudos, similar a las que se experimentan en temporadas de alergia (en caso de padecerla)

 

GASES Y ESTREÑIMIENTO

Como consecuencia del aumento de la progesterona se ralentiza el ritmo intestinal, lo que produce el estreñimiento.

Esto también provoca un aumento de los gases, que se acentúa según se desarrolla el embarazo, debido al crecimiento del útero y consecuente desplazamiento del intestino.

Para contrarestar los síntomas se recomienda beber muchos líquidos, comer fruta fresca y verdura y realizar ejercicio (por ejemplo paseos regulares)

 

FRECUENTES GANAS DE ORINAR

Durante la gestación se produce un aumento de los líquidos corporales, lo que hace que el riñón trabaje más y en consecuencia tengas que orinar más veces.

Esto ocurre al principio del embarazo, y posteriormente desaparece alrededor del cuarto mes, para reaparecer de nuevo en el último trimestre, aunque esta vez es debido a que el aumento del tamaño del útero comprime a la vejiga.

 

AUSENCIA DE MENSTRUACIÓN

Uno de los clásicos. Será más evidente si tus ciclos son regulares y si llevas el control de los mismos.

 

Si crees que puedes estar embarazada, es importante que comiences a tomar ciertas precauciones, aunque todavía no lo hayas confirmado.

No obstante, en ocasiones es complicado reconocer los síntomas, principalmente si es tu primer embarazo.

Además, hay algunas mujeres que no perciben cambios en su cuerpo durante los primeros meses. Es decir, estos síntomas son orientativos y hay que tener en cuenta que cada mujer es diferente.

 

Fuentes: crecerfeliz.es, mibebeyyo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *