El Koala Verde

Hojas de frambueso en el embarazo y parto

hojas de frambueso

La fitoterapia es el uso de productos de origen vegetal para la prevención, la curación o el alivio de una amplia variedad de síntomas y enfermedades. Forma parte de las llamadas terapias naturales.

Una de las plantas que se utiliza en esta disciplina es el frambueso, el arbusto que produce las frambuesas que todos/as conocemos, y que se comen al natural o se utilizan en multitud de recetas.

Las hojas de esta planta tienen diferentes propiedades, aunque aquí nos centraremos en las relativas al embarazo y post-parto.

 

¿Qué beneficios tiene?

  • Son ricas en vitamina C, ácido fólico (ayuda a prevenir malformaciones en el tubo neural del bebé), magnesio (la necesidad de este mineral aumenta especialmente a partir del segundo trimestre de embarazo), calcio, potasio, taninos (efecto antiinflamatorio y hemostático) y flavonoides.

  • Se les atribuyen propiedades uterotónicas, es decir, que fortalecen y tonifican los músculos del útero, facilitando el trabajo de parto.
    No quiere decir que sea un inductor del parto, sino que una vez que éste ha comenzado, favorecen que las contracciones sean más efectivas, la dilatación del cuello del útero más rápida, y por tanto se disminuya el tiempo de parto.

    En el post-parto, ayudan a que el útero recupere su tamaño normal y disminuya el sangrado, y favorecen la producción de leche materna.

    En un estudio realizado en Australia con 192 madres primerizas, se concluyó que los efectos de la hoja del frambueso eran inocuos para madres y bebés, y que las que habían consumido esta planta durante las últimas semanas de su embarazo, tuvieron una segunda etapa del parto más corta. No obstante, es necesario realizar más estudios similares para poder confirmar que estos resultados son concluyentes.

  • No se recomienda su uso antes de la semana 37 de embarazo, ya que podría tener efectos negativos, sobretodo en el primer trimestre, ya que su ingesta continuada podría ocasionar un aborto espontáneo.

 

¿Dónde encontrarlas?

Se pueden tomar en forma de comprimidos, o prepararlas en forma de infusión, puedes encontrar las hojas secas de frambueso en cualquier herboristería.

 

¿Cómo se prepara la infusión?

Se pone a hervir un litro de agua con una cucharada sopera de hoja de frambueso seca. Una vez que el agua comience a hervir, se retira del fuego y se deja reposar durante aproximadamente 15 minutos.
Posteriormente se cuela para retirar las hojas, y ya se puede consumir.

Si lo prefieres, puedes tomarla fría, dejándola varias horas en la nevera tras su preparación.Té de hojas de frambueso

Como hemos dicho anteriormente, NO se debe tomar antes de la semana 37 de embarazo.

A partir de esta semana, se puede ir aumentando la dosis paulatinamente, es decir:

  • Tomar una taza diaria la semana 37.
  • Dos tazas al día la semana 38.
  • Tomar 3 tazas al día la semana 39 de embarazo.
  • Tomar 4 tazas al día durante la semana 40 y siguientes en su caso, ya que un litro es la máxima cantidad recomendada.


En el caso del post-parto, se debe ir reduciendo la dosis paulatinamente de manera inversa a la indicada anteriormente.

 

Precauciones a tener en cuenta

Aunque se trate de una terapia natural, es recomendable consultarlo con tu médico antes de comenzar a tomar hojas de frambueso o cualquier otra planta medicinal, ya que en determinados casos puede no ser beneficiosa. Por ejemplo, debido a los taninos que contienen pueden ocasionar problemas en personas con gastritis o úlcera de estómago.

Recordamos que no se debe comenzar su ingesta antes de la semana 37 de embarazo.

 

Fuentes: Matertraining.com, todopapas.com, embarazoonline.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *