El Koala Verde

Lactancia en invierno

lactancia en inviernoCon el cambio de las temperaturas, hay que plantearse como continuar con la lactancia materna cuando nos encontramos fuera de casa, ya que durante el verano cualquier lugar es bueno para amamantar a tu bebé, pero con el frío la cosa cambia…
Te damos algunos consejos para facilitar la lactancia con bajas temperaturas:

Aprovecha los espacios públicos. Bares, cafeterías y otros lugares públicos pueden servir para resguardaros del frío en el momento de amamantar. Aunque es cierto que puedes encontrarte con algunas personas que te “miren mal” por alimentar a tu bebé en público, se trata de un acto natural que debemos ir normalizando. Y recuerda siempre que el problema lo tienen ellos, y no tú.

Centros comerciales. Cada vez es más frecuente encontrar salas de lactancia en estos espacios, donde además suelen incluir un cambiador y zona de aseo para tu bebé.

Amamantar mientras porteas. Si porteas a tu bebé y os cubrís ambos con un abrigo amplio, puedes amamantarlo sin sacarlo del portabebé, así los dos estaréis calentitos.

Prendas de lactancia. En verano con el buen tiempo, no hay problema en levantar la camiseta para que el bebé pueda acceder el pecho, pero con el frío la cosa cambia.

Si bien, podrías seguir procediendo de la misma manera, y levantar el jersey y las capas de ropa que lleves para amamantar a tu pequeño, esto deja los riñones y abdomen al descubierto, y depende de la temperatura del lugar puedes pasar bastante frío.

Para solucionar el problema contamos con la ropa de lactancia. Estas prendas han evolucionado muchísimo, y la forma de las aperturas para dar el pecho es muy variada. En la mayoría de las prendas ni siquiera se nota que están diseñadas para tal fin, lo que hace que puedas continuar utilizando la prenda después como ropa habitual.

Podemos encontrar diferentes prendas de lactancia:

  Ropa de embarazo y lactancia. Se trata de camisetas y vestidos que puedes utilizar durante el embarazo y también están provistos de aperturas para facilitar la lactancia. Normalmente están diseñadas de forma que en el embarazo quedan más ajustadas y posteriormente de forma holgada, o con fruncidos para adaptarlas a tus cambios de volumen.

 Camisetas de lactancia. Camisetas con diferentes diseños y aperturas (existen más tipos de los que imaginas) para facilitar el acceso al pecho.

Vestidos de lactancia. Igual que las camisetas mencionadas anteriormente. En este punto cabe recordar, que si deseas llevar vestido durante la época de lactancia, deberá ser de este tipo. Es decir, con una camiseta corriente tienes la opción de levantarla tal y cómo hemos comentado antes, pero con un vestido corriente no suele ser muy buena idea levantarlo hasta descubrir el pecho fuera de casa.

lactancia invierno Camisetas interiores de lactancia. Es un básico de lactancia, ya que este tipo de camisetas cubren la parte del abdomen y riñones pero no el pecho, por lo que puedes ponerlas debajo de una camiseta corriente o jersey.
De este manera, cuando quieres dar el pecho levantas la primera camiseta, pero la camiseta interior te tapa la zona del abdomen y riñones protegiéndote del frío.

Pijamas de lactancia. Si vas a tener una lactancia prolongada, también es buena opción hacerte con uno de ellos durante el invierno, ya que por la noche la casa suele estar bastante fría y al salir de la cama se echa de menos el calorcito, si te tienes que destapar mucho. Otra opción sería colocar una camiseta interior de lactancia bajo tu pijama habitual.

 

Si quieres más información sobre las prendas de lactancia y embarazo puedes visitar nuestra web, donde encontrarás gran variedad de estilos, diseños, aperturas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *