El Koala Verde

Porteo en verano, ¿cual es el sistema más fresco?

Con la llegada del buen tiempo, si estás pensando en adquirir un portabebé, seguramente te vendrá bien saber que aspectos valorar en cuanto a su comodidad con las altas temperaturas.

 

Tejidobandolera bambú
La composición de los tejidos varía mucho las condiciones de transpiración y su respuesta ante las diferentes temperaturas.
Los tejidos sintéticos, en general, resultan más calurosos que los de origen natural. Por ello, por ejemplo, los fulares elásticos (que llevan un porcentaje de elastán) dan más calor en verano.

Dentro de los tejidos de origen natural hay muchísimas mezclas diferentes. Algunos de los tejidos que más se recomiendan para el verano, son aquellas mezclas que lleven lino o bambú, por su frescura. En menor medida, el algodón también transpira bastante siendo adecuado para el verano.

También hay que tener en cuenta el grosor del tejido, y los acolchados que llevan algunos portabebés. Normalmente, a mayor grosor resultan más calurosos, aunque esto varía en función de la composición, es decir, un tejido de menor grosor pero con fibras sintéticas, resultará más caluroso que otro de mayor grosor con fibras naturales.

 

 

Diseño
Otro aspecto a tener en cuenta es el diseño y la forma de colocación del portabebé. Es decir, cuanta más grande sea la zona de nuestro cuerpo que queda cubierta, más calor nos va a dar el portabebés. En este sentido, los fulares en general son más calurosos, ya que suelen cubrir mayor zona. No obstante, existen diferentes anudados y algunos de ellos pueden resultar igual de frescos que otros portabebés.

Las bandoleras resultan bastante frescas para el verano, si además elegimos alguna composición del tejido con mezcla de lino o bambú pueden resultar ideales. No obstante, puede que este portabebés no resulte cómodo a todos los padres, al descansar el peso del niño/a sobre un solo hombro.

En cuanto a los portabebés que reparten el peso de manera simétrica, en general suelen ser más frescas las mochilas, seguidas de los mei tais y por último los fulares. Esta diferenciación se refiere al diseño, pero habría que tener en cuenta también la composición para realizar una valoración completa.

 

bandolera verano

 

Algunas marcas, ofrecen portabebés especialmente diseñados para el verano, como es el caso de la bandolera Mini Monkey, que está confeccionada en una tela de malla suave y resulta muy fresca.

Tanto, que incluso es posible usarla para meterte al agua con tu bebé (playa, piscina…). Esta bandolera, se puede utilizar desde los 3 meses aproximadamente (aunque los fabricantes indican que se puede utilizar desde el nacimiento, recomendamos esperar hasta los 3 meses al menos para lograr un ajuste óptimo)

Resulta muy práctica en los viajes al ocupar muy poquito espacio. Puedes ver más información aquí.

 

Otro sistema muy utilizado por las madres/padres en verano son los ayuda-brazos.
La diferencia entre un portabebés y un ayuda-brazos es que el primero sujeta al bebé completamente, dejando ambos brazos libres, mientras que el ayuda-brazos sostiene al bebé en parte, pero es necesario continuar sujetándolo con uno de los brazos.

Los ayuda-brazos están confeccionados con menos tela, y por ello cubren menos superficie del bebé. Se suelen usar con bebés o niños ya mayores, y que se mantienen perfectamente sentados.

Algunos de ellos están confeccionados con tela de malla, para que sea posible usarlo en actividades acuáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *